Bitlife y lecciones de vida

Estos días estuve jugando a un jueguito en el celu que se llama Bitlife. Es entretenido, simple y siniestro, en el sentido de que te muestra lo corta que es la vida.

Es más o menos así. Nacés y tenés muy poquitas acciones para hacer ese año con tus padres y hermanos. El juego avanza de año en año, como si fueran turnos. Al principio conversás, pasás tiempo con ellos, vas cultivando las relaciones. Más adelante podés pedir una mascota o varias, pedir plata, dar regalos y elogios que no siempre son apreciados. Vas creciendo. Podés esforzarte en la escuela o dejarla. Hacer trabajos extra. En algún momento se presentan oportunidades para tener una pareja (y hablar de anticonceptivos on y off, hacer el amor, engañarla, proponerle un trío, dejarla, ir a tinder (y después casarse, adoptar, tener hijos).

Me gusta que la decisión de usar anticonceptivos, hacerse una vasectomía o ligadura, y adoptar niños y mascotas es decisión propia. Y la pareja tiene también sus opiniones y acciones no controlables.

Y el juego sigue con muchas más opciones. Es entretenido y se vuelve algo tedioso por repetición. Pero esto:

Todo avanza muy rápido y todo muere.

Mi primer experimento fue hacer una vida «como se debe», de esforzarme, ir al doctor todos los años, rechazar las drogas y las compulsiones y no ser infiel. (Pero hay opciones criminales, para ser fiestero, emigrar, cirugías plásticas, retomar relaciones paralelas con los ex, demandar a otros y muchas más)

Adopté 3 o 4 mascotas adultas, y en un par de turnos ya no quieren salir y de repente mueren. De repente tengo veinte años, o ya 42. Mis padres eran jóvenes y de repente tienen el pelo blanco y se retiran, y de repente yo tengo el pelo blanco. Mi hermana también envejece. Mi madre muere a los 71. Lloro su perdida. Mi padre a los 88. Mis propios hijos eran chiquitos como yo era hace no tanto, y ahora el más grande que adopté tiene 28. Puedo tener otra mascota. Un par de años y muere. Me detectan cancer de piel y un par de turnos después me curo con terapias alternativas. A veces los veterinarios o médicos convencionales dan tratamientos que no funcionan y las mascotas siguen teniendo lo que tenían y mueren igual. Los autos mismos se ponen viejos rápido y bajan mucho de valor.

Hice ejercicio y fui al gimnasio todos los años, así que estoy en super estado físico y soy atractivo.

Es muy fuerte tener 36 y ver a mis papás envejecer, tener el pelo blanco y retirarse. Ver a las mascotas morir a los 12, 13 y 14. Estudiar y terminar. Que ya no valga la pena volver a estudiar tanto. No haber ido al gimnasio todos los años de mi vida y estar medio medio en estado físico.

Pará, eso es el juego o la propia vida?

Esto: lo más importante del juego es pasar tiempo y cultivar las relaciones. Sobre todo cuando tus mascotas envejecen y ya no disfrutan pasear y tus papás tienen el pelo blanco. Conversar, ir al cine, pasar tiempo (que es ir a eventos o charlar o cualquier cosa). Estar con. MIENTRAS ESTÉN, LPM. Estás todos los últimos años pensando que cada uno puede ser el último. El tuyo mismo incluso.

Todavía no llegué al final. Tengo 50 y pico. Mi esposa se enoja cuando doy mucha plata y hemos llegado casi a divorciarnos. Y de joven ya me salieron juanetes que no se quitan.

Consume mucho tiempo pero la verdad, muy bien hecho. Y te deja pensando y bastante horrorizada sobre lo efimero que es todo.

Resultados de ferias (y shock de realidad)

Como les contaba en Instagram, teniendo los números frescos de las últimas dos ferias que hice, se me ocurrió hacer un cálculo más detallado de cómo me fue concretamente en términos de ganancias. El «a simple vista» puede ser bastante engañoso.

En agosto voy a aumentar un poco los precios, pero hasta julio de 2019 cuando fueron estas ferias, los precios son así:

En la tienda online: 1 bombacha $300, 3 bombachas $750 ($250 cada una) y las trusas que son las bombachas más altas $400.

Precio feria: 1 bombacha $250, 2 x $400 ($200 cada una) y trusas $350.

Arranquemos por Pomelo y al final voy a poner como referencia una de las ventas de la tienda online.

Hubiese pensado que vender $2000 era bueno. En sí cubre el costo del stand, y la plata que me llevo debería alcanzarme para reponer materiales para reponer los productos vendidos, pero no demasiado más. Me quedo con el costo de costura porque soy mi propia costurera por ahora. Fuera de eso no queda extra para ayudar a cubir los costos fijos y menos ganancia.

Alguna usa la metodología de Profit First? Voy a probar implementarlo. Dice que lo primero que descontás de cualquier plata que entra es el porcentaje de ganancia que querés para tu negocio y ya lo separás. No dejarlo para el final, porque si no pasa esto, cuando te das cuenta no hay ganancia. Y después determinás qué vas hacer con esa plata separada cada mes o cada tres meses: por ejemplo repartir 50% para uso personal del dueño sin culpas y 50% para reinversión.

Veamos Almendra

Un primer día muy prometedor, me fui super contenta.

Muy interesante que aunque vendí menos en el segundo día de Almendra que en Pomelo, le saqué mayor plata por bombacha vendida porque reduje bastante el costo de la comida y snacks, y el costo del puesto también fue un poco más barato.

En resumen, así fue Almendra completo, los dos días sumados:

Cómo lo ven? Terrible, no?

El primer paso es darse cuenta así después puedo replantearmelo:

Los precios, los gastos el día de la feria, y mucho cuidado en la compra de materiales.

Y qué onda las ventas a través de la tienda online? O por instagram?

Impresionante la diferencia con las ferias! Pero ojo: acá no se ve el costo fijo de tienda nube que venía siendo $399 y se va para $649 o $749 según la antigüedad que tengas. Y la verdad es que en las ferias lo que sirve es el volúmen: muchas ventas al mismo tiempo de gente que en su mayoría no te conoce y a la que no estás llegando online.

También ojo con los descuentos fuera de la tienda!

Fin de la reflexión.

Posta posta posta: vean sus propios números. Es mucho más engañoso de lo que parece y cuando te diste cuenta podés estar perdiendo plata.

Y re quiero ir a las ferias de $2000/$2500 que duran un día. Pero les temo por el costo! Voy a prepararme mejor antes de ir, hacer que valgan la pena.

Un beso! Espero que sirva.

Conflicto con la autoridad auto-proclamada

Estuve pensando en esto en estos días.

Cada vez me genera más ruido cuando escucho una charla o leo un texto que dice «Ustedes tienen que…», y «cuántos trucos valiosísimos les dí, eh?», y/o cualquier alusión a que quien escucha es inferior en algún sentido a quien habla. También cuestiono los «es fundamental» y «es indispensable».

Hace poquito alguien cambió parte de su bio en instagram por «envalentono emprendedores», y la frase me chocó. Me choca porque aunque tenga sentido para ella en cuanto a su propósito y se sienta bien, quién quiere estar del otro lado y decir que necesita ser envalentonado?

No pretendo con esto criticarla, me quedé pensando en por qué me molesta, para entenderlo y entenderme.

Yo sigo a distintas personas porque me gusta/inspira/sirve/genera morbo/divierte lo que ofrecen, pero nunca aceptaría que ninguna de ellas diga que me envalentonó o salvó o divirtió ó motivó si no salió primero de mi como testimonial, si no di pie para eso primero. Ya no creo en ponerme simbólicamente entera en manos de otro para que me arregle o muestre el camino.

Uno ofrece, pero lo que el otro hace con la parte que toma casi que es mérito del otro, o colaborativo al menos. (Y lo que se toma es literal a lo que se da? Eso quisiéramos, pero jugamos a un teléfono descompuesto de impulsos bastante chistoso).

Me hizo acordar a algo que dijo Danielle Laporte hace unas semanas que era algo así como que se siente hermoso cuando alguien se refiere a uno como gurú, o figura, o talento, o lider, pero esas palabras tienen que venir necesariamente de otras personas. Si uno se las apropia se convierte en una pesadilla de pretensión, soberbia, chocan. Coincido con eso.

Qué tanto mejor lo siento cuando alguien dice «yo hago esto así, a mi me sirvió esto, tal vez les sirva, prueben, encuentren su propia manera de hacer las cosas.

Tal vez, parafraseando la frase de una manera más amigable e inviable, «Ofrezco herramientas de envalentonamiento para emprendedores».

Más horizontalidad y autoridad interna. Todos queremos recetas pero no. En realidad no hay recetas. O si, hay millones y millones de recetas todas distintas.

El fin del control

Aprovecho para anotar -y traducir- una parte del video de Kyle Cease «The End of Control». Kyle es muy capo, está muy conectado.

 

(…) La razón por la que nos estresamos es que no estamos dando nuestro regalo. Y todo el día escuchamos ese regalo dentro de nosotros. Escuchamos esa voz adentro que dice «por qué no dejás ese empresa?», «por qué no invitás a salir a esa persona?», «por qué no vas a una cabaña por un tiempo y escribís un libro?». Y esa voz da miedo porque no sabés qué es lo que va a pasar. Tu ego aparece y te dice «no puedo ver cómo se vería eso así que no vamos a hacerlo», porque fuimos entrenados en que necesitamos saber cómo van a ser las cosas vs. enamorarnos de no saberlo. Cuando te enamores de no saber y puedas escuchar a esa voz adentro vas a ser completamente libre. Porque qué tan aburrida es la vida cuando sabés exactamente qué camino tomar en un roadtrip y qué vas a ver antes de ir. No tendría nada espontáneo, no podrías hacer cambios sobre la marcha ni atajos ni encontrar a personas nuevas en el camino. La manera en que funciona un GPS es que da el próximo giro, y después el próximo giro, y después el próximo giro. Pero no te da el próximo giro hasta que hayas tomado el primero. Hay una voz dentro tuyo que dice «hacé tal cosa». Y te da miedo dar ese salto. Porque tu mente sólo puede enfocarse en la pérdida de ese trabajo, o de esa mala relación, o de esa amistad sin apoyo mutuo, o la ciudad en la que vivís actualmente, pero no puede ver qué es lo que va a aparecer una vez que dejes esas cosas. No puede ver las nuevas relaciones que podrías tener a medida que te alineás con tu alma, ni las nuevas ideas creativas que podés traer al mundo, ni todas las infinitas posibilidades que te están esperando del otro lado de ese simple único salto. (…)

Kyle Cease en el video The End of Control (link arriba)

Apagón

Que precario se pone todo tan rápido cuando pasan estas cosas, no?

 

Especialmente el cuco de la falta de agua y abastecimiento y no estar preparado. Y saber que aunque te prepares la previsión sigue siendo limitada. Y que no hay lugar plan B cercano a donde ir.

 

Importante: no leer muchos libros o mirar pelis (post) apocalípticas.

 

Te queman la cabeza para siempre con algo muy real que es que la civilidad tal como la conocemos dura muy poco cuando las provisiones se acaban y la supervivencia está en juego. (Leyeron algo de EMP? Otra que zombies)

 

Y que básicamente casi todo lo que hacemos muchos en la vida diaria deja de tener sentido en ese contexto, y empieza a importar la fuerza física y las armas (y la habilidad técnica), para protegerse y conseguir lo que hace falta. La ciudad deja de ser viable.

 

Sin luz no hay máquinas de coser, no hay tienda, no hay ferias, no hay stock. No hay Mercado Pago. Ya no hay compus y los celulares duran poco. El mío dejó de tener datos de paso.

 

Y si tenés dependencias químicas, gg. No hay juguera para el jugo de apio. Y no hay apio. Y no hay frutas y verduras.

 

Se nos cayó por unas horas la nube en la que vivimos y da mucho miedo porque sabemos que puede pasar.

Crudo

Quería compartirles los resultados en ventas de las ferias en las que estuve participando. Uno re idealiza lo que deben estar ganando otros. Acá hay una pequeña referencia. Amaría ver esto de otras marcas.

 

Nota 1: los precios de las bombachas en ferias iban de $100 a $350 cada una.

 

Nota 2: esto son las ventas totales, sin tener en cuenta el costo de participación en cada feria ni el costo de las bombachas en sí.

 

Nota 3: Tenía los valores bastante idealizados en la cabeza. Vino bien mirarlos a los ojos en el archivo. (Tengo un archivo en Google Drive donde lo anoto todo.)

 

Acá va.

 

Diciembre 18 – Feria autogestiva – Casa en Palermo – $300
Febrero 19 – Feria Tazz – Bar en Palermo – $800
Marzo 19 – Feria Almendra – Bar en Olivos – $2550
Mayo 19 – Feria Almendra – Bar en Olivos – $5350
Junio 19 – Feria Filia – Espacio cultural en Palermo – $1550

Sobre el propósito

Ayer estaba escuchando un vivo que hizo May Groppo desde su cuenta de instagram, y me quedaron resonando dos cosas que voy a parafrasear y cambiar.

Una es sacarse el mandato de encontrar el propósito / sentido / pasión por lo que uno hace, que se supone que es continua, fija, auténtica y siempre la misma, y reemplazar el seguir la pasión por seguir la curiosidad. Guau. Seguir lo que te está dando curiosidad en estos días. Permitirse explorar y jugar sin el mandato encima. Me parece super importante des-rigidizar, porque no hay pasión que se banque tanta presión. Dijo también que el propósito marca una direccionalidad, no es una meta en sí, y que el trabajo hay que hacerlo igual aunque ayude un montón saber hacia donde estás yendo.

Lo otro que dijo que me encantó fue que de una vez ya dejemos de desmerecer y hacer de cuenta que las cosas de la vida diaria (que caen fuera de el propósito productivo de la vida) no tienen importancia. Todos todos todos los que son y fueron «exitosos» en la vida también tuvieron sus momentos cotidianos. Sus comer, ir a dormir, rutinas al levantarse, interacciones con los vecinos, el verdulero, la charla con amigos, la familia, tramites y momentos de limpieza y organización. Escuchar a un otro y dedicar tiempo para estar bien uno no es un desperdicio de tiempo aunque no «genere», no produzca. Estamos presentes y vivos ahora.

Eso. Me encantó.


Seth Seth Seth

Vi un video fantástico sobre una charla que dió para ConvertKit creo. Link. (en inglés, largo y jugosísimo)

Algunos fragmentos poderosos que recuerdo:

La definición de Marketing (y todas sus implicaciones maravillosas de cosas para hacer al respecto) en 7 palabras. «People like us, do things like this.» La gente como nosotros hace cosas como esta. Sobre los rituales y la pertenencia. Quiero meter cosas como esta.

El primero que hace algo hizo arte. El segundo es copia, sigue instrucciones. No son artistas, son plomeros, dice. Y a veces los que vamos a las conferencias queremos las instrucciones, que nos digan cómo se hace y todos los pasos a seguir. Pero si seguimos pasos de otros no estamos haciendo arte.

No se puede ganar por precio, y probablemente nos destruya el «ordenar por menor precio» que anula toda diferencia entre productos iguales. Y si hacés algo distinto podés escaparle un poco a eso.

Tira unas magias sobre la campana de gauss (que es la distribución de la población que se aplica en casi todo), y cómo se está achatando. Los productos en masa que se muestran en la publicidad masiva y apuntan a todos (al 68% del medio) terminan siendo mediocres y blandos, para todos y para nadie en particular. Y propone salirse de eso y definir bien una audiencia chica (habla mucho de eso, la audiencia viable mínima) y deleitarlos, que ellos están escuchando contentos de que se les hable, y la competencia grande no se mete con grupos chicos. Es eso, la era del long tail, hay nichos y tribus para todos los gustos, esperando que aparezcan líderes para generar comunidades y marcar una orientación.

Esto es lo que me acuerdo ahora. Es hermosa. Lo amo, es muy capo y muy genio explicando sin menospreciar la inteligencia de los que escuchan.

Y el dice, ya no se «educa a otros». Ahora se dice «estoy acá y tengo esto para decirte que tal vez te sirva».

Feria número tres. Primera parte.

Buenas, sigo por acá lo que les contaba por Instagram sobre reflexiones relacionadas post Feria Almendra donde estuve este fin de semana pasado. Es un poco inconexo entre párrafos, pero en fin.

En todos los libros de autoayuda empresarial se hablaba siempre del networking y la importancia de los contactos, el hacer sociales en los eventos del sector, las cartas de presentación y agradecimiento y esas cosas antipáticas y formales. Y ahora desde que interactúo en las redes sociales con otras marcas y personas me doy cuenta de que estoy viviendo esto mismo pero de una manera mucho menos amenazante y super disfrutable. Las cosas se van haciendo mucho más horizontales. Se arman redes hermosas con personas que conocés en las ferias o en grupos de cursos, y lo que puede salir de esas conexiones a futuro ni podemos imaginarlo. Tierra fértil y semillas por todos lados. Hablas de cualquier tema y saltan conexiones y te recomiendan mirar o hablar con algún amigo o conocido que hace lo que necesitás. Les está pasando esto mismo, no?

Generosidad, apertura. Charla. Risas. También cansancio, y cuentos de esos episodios que todos tenemos a veces de querer dejarlo todo, y apoyo que vuelve.

Ahora que amo usar toallitas de tela parece que voy a probar hacer con las chicas de @yosoytierraflorida unas bombachas-con-toallita-incorporada como las de Thinx (a las mías que tengo hace un par de años les digo cariñosamente bombachas pañal. Son lo más.) Veremos qué sale.

Y está este fenómeno hermoso de decidir comprarle a emprendedores (cuando la ocasión y el tiempo disponible lo ameritan) en lugar de comprar a marcas más grandes e impersonales. Si el dinero es energía, cada uno energiza y riega los proyectos -y locales de barrio- que le sirven, simpatizan y gustan, y deja de apoyar a los que no resuenan con uno. Se toleran menos algunas cosas y se apoya a otras. Más de una de las chicas que me compraron hasta ahora claramente hicieron una elección en este sentido aunque no necesariamente lo digan o manifiesten públicamente. Apoyar los proyectos autogestivos. Lo noto y lo agradezco, y estoy empezando a hacerlo también.

Hablemos del efecto psicológico derrotista que ataca hasta que alguien te compra algo en la feria, y de cuando uno viene con cierta expectativa de ventas y la realidad es otra, para bien o mal. Estuve charlando un ratito con Maru de @lasmarucetas que me contó que en la feria de Navidad había llevado 140 macetas y las vendió todas, que zarpado. El sábado a las dos nos fue muy bien, y el domingo que estaba más tranqui me acerqué a decirle que me fui tan arriba el sábado, que esperaba que el domingo explotara de la misma manera y vendiera todo pero no parecía que fuera a pasar. Y me dijo con toda la mega onda de siempre que tal vez el secreto es ese, venir sin expectativas y ver que pasa. Tal cual. Ya fantaseaba con producir a full durante todo el mes, y venderlo casi todo cuando llegara la feria.

Está bueno haber experimentado vender nada un día, vender poco otro y vender mucho esta vez para relativizar y atemperar lo que pase en la próxima. Al final nunca se sabe, pero a partir de esta feria me quedo tranquila de que lo que hago gusta bastante a mi público y puedo seguir adelante, hay agua en la pileta. Cada edición es un mundo, y feria a feria me preparo mejor y voy probando qué tal funcionan ciertas cosas. Seguiremos.

Algunos tips para que prueben con sus marcas si van a ferias y cosas que descubrí:
(No hay verdades absolutas y se puede desafiarlas probando)

– Me funciona mostrar el precio más que esperar que me lo pregunten.
– La gente no lee carteles chiquitos, pero sí presta atención a las etiquetas colgantes. Se puede jugar con eso.
– Está bueno tener una variante de producto más económica que el resto.
– Tener el posnetito de Mercado Pago Point ayuda un montón, y casi todos los puestos lo tenían.
– Las mujeres que compran para sus hijas a veces no tienen Instagram. Uno cree que todo el mundo pero no.
– Anotar se complica con mucho movimiento pero es suuuper recomendable. Me ayudó un montón llevar a las últimas dos ferias un listado de todas las bombachas y sus talles para ir tachando las que vendo. Cuál vendí, a cuánto, cómo pagó…
– Compraron toodas las bombachas negras de algodón que llevé, así que voy a hacer más de esas. También pude escuchar las telas que más gustaban.
– Es clave no pensar que toda la plata que cobrás es ganancia. Y en lo posible no usar la plata y cambio de la feria para comprar cosas a otras personas. Mejor usar plata personal llevada aparte. Números claros para analizar después.
– Mi sistema de talles con centímetro es complicado, voy a reveerlo de nuevo en el futuro. Y a la vez, tengo bombachas para una amplitud enorme de cuerpos que me encanta. Tenía algunas bombis para cada talle que me consultaron y me encantó eso.
– Es muy generoso subir una foto después de las cosas que compraste en la feria etiquetando a cada emprendimiento. Contenido del lindo y amoroso.





Un grupo de whatsapp, ronda, círculo de lencería para humanas


Hola. Por acá sigo con insomnio y masticando ideas.

Esto no lo inventé yo, pero me parece una gran idea a partir de otros grupos en los que estuve ultimamente >> hagamos un grupo de whatsapp para hacedoras de ropa interior.

De acompañamiento, apoyo, intercambio y enriquecimiento mutuo y colaborativo. Y amistad!

Me imagino algo así como esto que hicimos en uno de mis primeros trabajos con un jefe muy copado que tuve, Vic, levemente modificado. Hay una base estructurada para dar forma y más allá de esto es libre:

Una o dos veces por semana en los días y horarios que designemos (ponele como ejemplo los martes a la tarde y los viernes a la mañana), hacemos ronda de novedades. Cada una cuenta algo personal que esté pasando (a gusto de cada una), y algo en relación a su marca que esté haciendo o por hacer. Producciones de fotos, moldería, buscar modelos, showrooms, ferias, cosas de clientes, ideas, facturación, lo que sea. Cuando cada una terminó de hablar, las demás le respondemos durante unos pocos minutos y seguimos con la próxima. Está bueno que no sea sólo laboral así nos conocemos y acompañamos más. Y si justo estás ocupada leerás cuando puedas y contarás la próxima.

Después de unas semanas vamos a estar re actualizadas y conectadas con los temas de cada una, y vamos a poder intercambiar datos e ideas, hacer brainstorming, estar.

Por fuera de las rondas de novedades podemos seguir hablando si aparecen datos o cosas para compartir. Me pregunto si tendremos que definir algunos límites para que no se vuelva inmanejable seguirlo. Máximo de personas? Qué va y que no va en el grupo? Se puede estar sólo de oyente? Tendremos que ver.

Si alguien está a full, se va de vacaciones o se satura, avisa y se aleja por un tiempo, entendemos.

Habría que probar y definirlo sobre la marcha, pero me encantaría algo así. A Uds? Pronto se los propongo en Instagram. Beso!