Bio y descripción

Me invitaron de Ofelia.com.ar a hacerme una tienda online en su plataforma y estoy en ello. Y como cada vez que una feria o plataforma me pide una descripción de mi marca, retomo sobre lo que ya escribí antes y a la vez la reinvento.

Me vino esto a la cabeza y resuena:

Bombachas cómodas y lindas para vos, trabajo independiente para mí.

No es más que eso. Lo fantástico trabajar por mi cuenta y a la vez relacionarme con todas las personas que se acercan a la marca, con los proveedores y las (y los) millones de colegas maravillosas de este mundillo.

Gracias.

Delegar parte de los procesos, y pagar

Ayer a la noche tuve insomnio, y coqueteé mentalmente con la idea de buscar a alguien que me ayude con alguna parte del proceso de la costura de las bombachas. Así puedo manejar finalmente más stock.

En contexto, esto surge a partir de unas charlas el fin de semana sobre cómo estoy llegando al límite de mi capacidad de producción vs. la hermosa gran demanda que está habiendo por bombachas en cantidad. Más manos, más tiempo, mayor stock. (O no, depende en qué quiera enfocar esa nueva tiempo-energía disponible, obvio).

Tres veces en mi vida (creo) cosí o hice tareas similares para otras personas. Y en al menos dos de esas tres ocasiones -más allá de la buena relación- tuve esa sensación tan fea de la miserabilidad del pago o explotación vs. el tiempo o desgaste físico-mental que llevaba la tarea. No hay culpas. Sin enojarme o recriminar (porque acepté las condiciones o incluso las puse), pero notando qué triste era la proyección de ingresos, incluso haciendo potencialmente mucha mayor cantidad de lo que estaba haciendo.

Así que eligiendo y aprendiendo por contraste, de plano quisiera ofrecer un pago justo y jugoso por el trabajo, que sea ganar-ganar. Que despierte la ambición y el deseo por el hacer y por la recompensa, algo que me hubiera gustado ganar y hacer a mí. Una buena oportunidad de hacer un extra.

Cuando te dicen que contemples en los costos de tu producto esas tareas que hacés vos pero en algún momento podés tener que tercerizar, es muy cierto y clarísimo. Sin tener ese costo contemplado, delegar implica subir el precio directamente, y a veces más de lo que quisieras.

Bueno, yo desde el principio me auto-pago por la costura de mis bombachas un precio que hace dos años sentía que era justo (ponele), $50. Ahora hace poco lo subí a $75 pero no representa realmente la cantidad de trabajo involucrado. Digamos que es el 15% del precio de venta sin descuentos. [No hablemos de que me pago sobre bombacha vendida y no sobre bombacha hecha, detalles].

Antes de hablar con nadie o proponerle nada a nadie ensayé en mi cuaderno cuánto podría pagar por tarea si mantengo ese valor, y me horroricé, igual que cada vez que hago números y me cachetean y los ajusto más. Nunca termina pero mejora, prometo. Va mejorando.

Les muestro mi ejercicio para que se horroricen conmigo.

Tareas que implica coser una bombacha:

(Les puse un porcentaje de «esfuerzo-tiempo-cuidado» relativo a cada una según mi criterio, así veo cuáles pago más y cuáles menos)

1) Corte – 20%
2) Armado – 5%
3) Coser puntilla de las piernas – 10%
4) Unir primer costado (y chequear que coincida el ancho de los otros costados, ajustando si hace falta) – 2.5%
5) Coser puntilla de la cintura – 5%
6) Unir segundo costado – 2.5%
7) Cortar bordecitos – 20%
8) Remates – 15%
9) Control de costuras – 15%
10) Correcciones – 5%

Creo que para empezar me gustaría entregarle a la persona la bombacha cortada y unida (armada), para que me ayude a coser las puntillas de las piernas. Y después si nos funciona a ambas, me gustaría que cosa el primer lateral y cosa la punti de la cintura también. O sea empezar tercerizando los puntos 3, 4 y 5. Yo haría el resto.

Manteniendo las terminaciones posteriores de mi lado en esta instancia, puedo estar tranquila de que van a quedar muy parecidas a como las hago yo ahora. Como meter un piecito en el agua, después vemos.

Y acá el shock del pago por tarea. Primero el horror de dividir los $75 entre esas 10 tareas según los porcentajes, Que explotadora horrible sería con los $75, así que después ensayé con otros valores más altos.

Y ahí me doy cuenta de lo poco que me pago a mi misma, y a la vez, lo distorsionado que está todo en el contexto inflacionario que tenemos. Sólo compará esos precios que vas a ver en los totales y el esfuerzo, vs. lo que sale una pizza, o ir a la verdulería, hacer un taller online tranqui o comprarte unos zapatos una vez por año.

$75 total por bombi (total actual que me estoy pagando)

$ por unidad25 u.50 u.100 u.
Coser puntilla de las piernas – 10%$7.50$187.50$375$750
Unir primer costado – 2.5%$1.75$43.75$87.50$175
Coser puntilla de la cintura – 5%$3.75$93.75$187.50$375
Total$13$325$650$1300

Acá iba a probar con $100 pero no tiene sentido, probemos cosas más ambiciosas, total es gratis evaluarlo.

$150 total por bombi (el doble)

$ por unidad25 u.50 u.100 u.
Coser puntilla de las piernas – 10%$15$375$750$1500
Unir primer costado – 2.5%$3.50$87.50$175$350
Coser puntilla de la cintura – 5%$7.50$187.50$375$750
Total$26$650$1300$2600

$300 total por bombi (otra vez el doble)
Tengamos en cuenta que estoy vendiendolas a $500 y además de los materiales hay un montón de costos fijos, otros variables, de financiación, etc.

$ por unidad25 u.50 u.100 u.
Coser puntilla de las piernas – 10%$30$750$1500$3000
Unir primer costado – 2.5%$7$175$350$700
Coser puntilla de la cintura – 5%$15$375$750$1500
Total$52$1300$2600$5200

Ahí creo que me va gustando más. $50 por hacer esas tres de las diez tareas por bombacha (sin desmerecerlas, no es la intención) es mucho más jugoso. Según la dedicación horaria en uno o dos días de trabajo se puede hacer bien.

Sólo por vicio y para acercarme a algo mejor aún, probemos a $500.

$500 total por bombi

$ por unidad25 u.50 u.100 u.
Coser puntilla de las piernas – 10%$50$1250$2500$5000
Unir primer costado – 2.5%$12.50$312.50$625$1250
Coser puntilla de la cintura – 5%$25$625$1250$2500
Total$87.50$2187.50$4275$8750

Y aunque me gustaría, ahí se me dispara la reflexión de si es justo pagar $87.50 que representa un 17.50% del total de la venta por esas 3 tareas, que en definitiva liberan «solamente» un 17.5% de la producción, sin contar el resto de los demás procesos y costos.

Y eso lleva a reevaluar el precio, y a chocar de nuevo con el poder adquisitivo y la inflación y la comparación con los precios de otras marcas de nuevo.

Aparte… por el resto de las tareas me sigo pagando a mí los $75 divididos o me lo ajusto también? Jajaja. Que miseria la auto-explotación. Que precio de bombacha se bancaría $500 sólo de costura?

Queda ver qué tanto me simplifica la vida y me libera tiempo cambiar esos $52 u $87.50 hipotéticos por bombacha.

Fin.

Espero que les haya gustando mi reflexión y nueva auto-cacheteada monetaria.

Como que al final, el aumento de precio en los emprendimientos con poco tiempo de vida no es tanto maldad o aprovechamiento o lucro descarado, sino un continuo sinceramiento para que funcione para todos.


Actualización: Después de charlar con varias de Uds a partir de esto me quedé con una sensación hermosa de esperanza. De que los costos se super optimizan con un cortador (y se reduce el desperdicio), y que los tiempos de costura no son los mismos que me imagino cuando se usan tecnologías más pro como las máquinas industriales. El círculo virtuoso. Gracias por las otras perspectivas y por compartirme su experiencia.

Bitlife y lecciones de vida

Estos días estuve jugando a un jueguito en el celu que se llama Bitlife. Es entretenido, simple y siniestro, en el sentido de que te muestra lo corta que es la vida.

Es más o menos así. Nacés y tenés muy poquitas acciones para hacer ese año con tus padres y hermanos. El juego avanza de año en año, como si fueran turnos. Al principio conversás, pasás tiempo con ellos, vas cultivando las relaciones. Más adelante podés pedir una mascota o varias, pedir plata, dar regalos y elogios que no siempre son apreciados. Vas creciendo. Podés esforzarte en la escuela o dejarla. Hacer trabajos extra. En algún momento se presentan oportunidades para tener una pareja (y hablar de anticonceptivos on y off, hacer el amor, engañarla, proponerle un trío, dejarla, ir a tinder (y después casarse, adoptar, tener hijos).

Me gusta que la decisión de usar anticonceptivos, hacerse una vasectomía o ligadura, y adoptar niños y mascotas es decisión propia. Y la pareja tiene también sus opiniones y acciones no controlables.

Y el juego sigue con muchas más opciones. Es entretenido y se vuelve algo tedioso por repetición. Pero esto:

Todo avanza muy rápido y todo muere.

Mi primer experimento fue hacer una vida «como se debe», de esforzarme, ir al doctor todos los años, rechazar las drogas y las compulsiones y no ser infiel. (Pero hay opciones criminales, para ser fiestero, emigrar, cirugías plásticas, retomar relaciones paralelas con los ex, demandar a otros y muchas más)

Adopté 3 o 4 mascotas adultas, y en un par de turnos ya no quieren salir y de repente mueren. De repente tengo veinte años, o ya 42. Mis padres eran jóvenes y de repente tienen el pelo blanco y se retiran, y de repente yo tengo el pelo blanco. Mi hermana también envejece. Mi madre muere a los 71. Lloro su perdida. Mi padre a los 88. Mis propios hijos eran chiquitos como yo era hace no tanto, y ahora el más grande que adopté tiene 28. Puedo tener otra mascota. Un par de años y muere. Me detectan cancer de piel y un par de turnos después me curo con terapias alternativas. A veces los veterinarios o médicos convencionales dan tratamientos que no funcionan y las mascotas siguen teniendo lo que tenían y mueren igual. Los autos mismos se ponen viejos rápido y bajan mucho de valor.

Hice ejercicio y fui al gimnasio todos los años, así que estoy en super estado físico y soy atractivo.

Es muy fuerte tener 36 y ver a mis papás envejecer, tener el pelo blanco y retirarse. Ver a las mascotas morir a los 12, 13 y 14. Estudiar y terminar. Que ya no valga la pena volver a estudiar tanto. No haber ido al gimnasio todos los años de mi vida y estar medio medio en estado físico.

Pará, eso es el juego o la propia vida?

Esto: lo más importante del juego es pasar tiempo y cultivar las relaciones. Sobre todo cuando tus mascotas envejecen y ya no disfrutan pasear y tus papás tienen el pelo blanco. Conversar, ir al cine, pasar tiempo (que es ir a eventos o charlar o cualquier cosa). Estar con. MIENTRAS ESTÉN, LPM. Estás todos los últimos años pensando que cada uno puede ser el último. El tuyo mismo incluso.

Todavía no llegué al final. Tengo 50 y pico. Mi esposa se enoja cuando doy mucha plata y hemos llegado casi a divorciarnos. Y de joven ya me salieron juanetes que no se quitan.

Consume mucho tiempo pero la verdad, muy bien hecho. Y te deja pensando y bastante horrorizada sobre lo efimero que es todo.

Conflicto con la autoridad auto-proclamada

Estuve pensando en esto en estos días.

Cada vez me genera más ruido cuando escucho una charla o leo un texto que dice «Ustedes tienen que…», y «cuántos trucos valiosísimos les dí, eh?», y/o cualquier alusión a que quien escucha es inferior en algún sentido a quien habla. También cuestiono los «es fundamental» y «es indispensable».

Hace poquito alguien cambió parte de su bio en instagram por «envalentono emprendedores», y la frase me chocó. Me choca porque aunque tenga sentido para ella en cuanto a su propósito y se sienta bien, quién quiere estar del otro lado y decir que necesita ser envalentonado?

No pretendo con esto criticarla, me quedé pensando en por qué me molesta, para entenderlo y entenderme.

Yo sigo a distintas personas porque me gusta/inspira/sirve/genera morbo/divierte lo que ofrecen, pero nunca aceptaría que ninguna de ellas diga que me envalentonó o salvó o divirtió ó motivó si no salió primero de mi como testimonial, si no di pie para eso primero. Ya no creo en ponerme simbólicamente entera en manos de otro para que me arregle o muestre el camino.

Uno ofrece, pero lo que el otro hace con la parte que toma casi que es mérito del otro, o colaborativo al menos. (Y lo que se toma es literal a lo que se da? Eso quisiéramos, pero jugamos a un teléfono descompuesto de impulsos bastante chistoso).

Me hizo acordar a algo que dijo Danielle Laporte hace unas semanas que era algo así como que se siente hermoso cuando alguien se refiere a uno como gurú, o figura, o talento, o lider, pero esas palabras tienen que venir necesariamente de otras personas. Si uno se las apropia se convierte en una pesadilla de pretensión, soberbia, chocan. Coincido con eso.

Qué tanto mejor lo siento cuando alguien dice «yo hago esto así, a mi me sirvió esto, tal vez les sirva, prueben, encuentren su propia manera de hacer las cosas.

Tal vez, parafraseando la frase de una manera más amigable e inviable, «Ofrezco herramientas de envalentonamiento para emprendedores».

Más horizontalidad y autoridad interna. Todos queremos recetas pero no. En realidad no hay recetas. O si, hay millones y millones de recetas todas distintas.

Apagón

Que precario se pone todo tan rápido cuando pasan estas cosas, no?

 

Especialmente el cuco de la falta de agua y abastecimiento y no estar preparado. Y saber que aunque te prepares la previsión sigue siendo limitada. Y que no hay lugar plan B cercano a donde ir.

 

Importante: no leer muchos libros o mirar pelis (post) apocalípticas.

 

Te queman la cabeza para siempre con algo muy real que es que la civilidad tal como la conocemos dura muy poco cuando las provisiones se acaban y la supervivencia está en juego. (Leyeron algo de EMP? Otra que zombies)

 

Y que básicamente casi todo lo que hacemos muchos en la vida diaria deja de tener sentido en ese contexto, y empieza a importar la fuerza física y las armas (y la habilidad técnica), para protegerse y conseguir lo que hace falta. La ciudad deja de ser viable.

 

Sin luz no hay máquinas de coser, no hay tienda, no hay ferias, no hay stock. No hay Mercado Pago. Ya no hay compus y los celulares duran poco. El mío dejó de tener datos de paso.

 

Y si tenés dependencias químicas, gg. No hay juguera para el jugo de apio. Y no hay apio. Y no hay frutas y verduras.

 

Se nos cayó por unas horas la nube en la que vivimos y da mucho miedo porque sabemos que puede pasar.

Sobre el propósito

Ayer estaba escuchando un vivo que hizo May Groppo desde su cuenta de instagram, y me quedaron resonando dos cosas que voy a parafrasear y cambiar.

Una es sacarse el mandato de encontrar el propósito / sentido / pasión por lo que uno hace, que se supone que es continua, fija, auténtica y siempre la misma, y reemplazar el seguir la pasión por seguir la curiosidad. Guau. Seguir lo que te está dando curiosidad en estos días. Permitirse explorar y jugar sin el mandato encima. Me parece super importante des-rigidizar, porque no hay pasión que se banque tanta presión. Dijo también que el propósito marca una direccionalidad, no es una meta en sí, y que el trabajo hay que hacerlo igual aunque ayude un montón saber hacia donde estás yendo.

Lo otro que dijo que me encantó fue que de una vez ya dejemos de desmerecer y hacer de cuenta que las cosas de la vida diaria (que caen fuera de el propósito productivo de la vida) no tienen importancia. Todos todos todos los que son y fueron «exitosos» en la vida también tuvieron sus momentos cotidianos. Sus comer, ir a dormir, rutinas al levantarse, interacciones con los vecinos, el verdulero, la charla con amigos, la familia, tramites y momentos de limpieza y organización. Escuchar a un otro y dedicar tiempo para estar bien uno no es un desperdicio de tiempo aunque no «genere», no produzca. Estamos presentes y vivos ahora.

Eso. Me encantó.


Un grupo de whatsapp, ronda, círculo de lencería para humanas


Hola. Por acá sigo con insomnio y masticando ideas.

Esto no lo inventé yo, pero me parece una gran idea a partir de otros grupos en los que estuve ultimamente >> hagamos un grupo de whatsapp para hacedoras de ropa interior.

De acompañamiento, apoyo, intercambio y enriquecimiento mutuo y colaborativo. Y amistad!

Me imagino algo así como esto que hicimos en uno de mis primeros trabajos con un jefe muy copado que tuve, Vic, levemente modificado. Hay una base estructurada para dar forma y más allá de esto es libre:

Una o dos veces por semana en los días y horarios que designemos (ponele como ejemplo los martes a la tarde y los viernes a la mañana), hacemos ronda de novedades. Cada una cuenta algo personal que esté pasando (a gusto de cada una), y algo en relación a su marca que esté haciendo o por hacer. Producciones de fotos, moldería, buscar modelos, showrooms, ferias, cosas de clientes, ideas, facturación, lo que sea. Cuando cada una terminó de hablar, las demás le respondemos durante unos pocos minutos y seguimos con la próxima. Está bueno que no sea sólo laboral así nos conocemos y acompañamos más. Y si justo estás ocupada leerás cuando puedas y contarás la próxima.

Después de unas semanas vamos a estar re actualizadas y conectadas con los temas de cada una, y vamos a poder intercambiar datos e ideas, hacer brainstorming, estar.

Por fuera de las rondas de novedades podemos seguir hablando si aparecen datos o cosas para compartir. Me pregunto si tendremos que definir algunos límites para que no se vuelva inmanejable seguirlo. Máximo de personas? Qué va y que no va en el grupo? Se puede estar sólo de oyente? Tendremos que ver.

Si alguien está a full, se va de vacaciones o se satura, avisa y se aleja por un tiempo, entendemos.

Habría que probar y definirlo sobre la marcha, pero me encantaría algo así. A Uds? Pronto se los propongo en Instagram. Beso!


Sobre usar lo que se tiene


Hace unos meses me dí cuenta de que tenía muchos shampús y cremas de enjuague empezados en la ducha y en el mueble del baño. Y también muchos productos de limpieza empezados acumulados de tipo CIF o Mister Músculo.

Mi primera resolución fue: no compro más hasta que use los que tengo.

«Voy a reciclar las botellas, y aprovechar el contenido, y ahorrar plata!» Pero sobre todo dejar de gastar plata casi automáticamente en esos items.

Y debo decir que en este momento estoy terminando mi última botella de shampú y crema de enjuague abiertas, y siento una satisfacción enorme. Es como un empezar de cero, y cuando llegue el momento en breve, elegiré unos que me gusten.

No puedo decir lo mismo con los productos de limpieza porque… eh… les agarré un poco de idea en los últimos años y aunque los uso, estuve mechando un montón con otro tipo de limpiadores con menos ingredientes. Pero mantengo el dejar de comprar y terminar de usar, al menos terminar de usar «eventualmente».

Otro pozo sin fondo donde puedo gastar y acumular es -tal vez adivinen- materiales para hacer cosas. Mi afición actual es hacer bombachas y hay muchas -pero no tantas- cosas que me generen ese gozo morboso* compulsivo que elegir y comprar 1) puntillas y elásticos y 2) telas.

-No vamos a hablar ahora de materiales de otras aficiones. Ejem, sigamos con las bombachas.

Como es obvio que los materiales se me estaban desbordando, me propuse recientemente usarlos. Es una idea radical, piénsenlo en relación a sus propias cosas, USARLAS. No guardar para algún después. Usarlas. Activarlas. Ponerlas en movimiento.

-No vamos a hablar ahora de libros, por favor les pido, sigamos. Ni de cursos y materiales de cursos, por favor.

Y pasa algo hermosísimo cuando USO lo que tengo. La magia sucede. Se genera momentum, y las acumulaciones van bajando. Se hacen espacios nuevos, que después se llenarán con cosas más pensadas, más sentidas, mejores. Se entra en una conciencia mucho más íntima con lo que hay.

No es lo mismo comprar desde la acumulación y la compulsión, que comprar desde el espacio recuperado y vivo.

Y puedo ver extrapolando un poco que seguramente pasa lo mismo con la ropa… Y con la comida, Dios… Y con las relaciones…

Al final, ¿no es <<solamente>> salir del automático**?


*Crédito a Mia Astral por la expresión.
** Crédito a Pia Numer y su Club de la buena vibra por el concepto.