El fin del control

Aprovecho para anotar -y traducir- una parte del video de Kyle Cease “The End of Control”. Kyle es muy capo, está muy conectado.

 

(…) La razón por la que nos estresamos es que no estamos dando nuestro regalo. Y todo el día escuchamos ese regalo dentro de nosotros. Escuchamos esa voz adentro que dice “por qué no dejás ese empresa?”, “por qué no invitás a salir a esa persona?”, “por qué no vas a una cabaña por un tiempo y escribís un libro?”. Y esa voz da miedo porque no sabés qué es lo que va a pasar. Tu ego aparece y te dice “no puedo ver cómo se vería eso así que no vamos a hacerlo”, porque fuimos entrenados en que necesitamos saber cómo van a ser las cosas vs. enamorarnos de no saberlo. Cuando te enamores de no saber y puedas escuchar a esa voz adentro vas a ser completamente libre. Porque qué tan aburrida es la vida cuando sabés exactamente qué camino tomar en un roadtrip y qué vas a ver antes de ir. No tendría nada espontáneo, no podrías hacer cambios sobre la marcha ni atajos ni encontrar a personas nuevas en el camino. La manera en que funciona un GPS es que da el próximo giro, y después el próximo giro, y después el próximo giro. Pero no te da el próximo giro hasta que hayas tomado el primero. Hay una voz dentro tuyo que dice “hacé tal cosa”. Y te da miedo dar ese salto. Porque tu mente sólo puede enfocarse en la pérdida de ese trabajo, o de esa mala relación, o de esa amistad sin apoyo mutuo, o la ciudad en la que vivís actualmente, pero no puede ver qué es lo que va a aparecer una vez que dejes esas cosas. No puede ver las nuevas relaciones que podrías tener a medida que te alineás con tu alma, ni las nuevas ideas creativas que podés traer al mundo, ni todas las infinitas posibilidades que te están esperando del otro lado de ese simple único salto. (…)

Kyle Cease en el video The End of Control (link arriba)