El fin del control

Aprovecho para anotar -y traducir- una parte del video de Kyle Cease «The End of Control». Kyle es muy capo, está muy conectado.

 

(…) La razón por la que nos estresamos es que no estamos dando nuestro regalo. Y todo el día escuchamos ese regalo dentro de nosotros. Escuchamos esa voz adentro que dice «por qué no dejás ese empresa?», «por qué no invitás a salir a esa persona?», «por qué no vas a una cabaña por un tiempo y escribís un libro?». Y esa voz da miedo porque no sabés qué es lo que va a pasar. Tu ego aparece y te dice «no puedo ver cómo se vería eso así que no vamos a hacerlo», porque fuimos entrenados en que necesitamos saber cómo van a ser las cosas vs. enamorarnos de no saberlo. Cuando te enamores de no saber y puedas escuchar a esa voz adentro vas a ser completamente libre. Porque qué tan aburrida es la vida cuando sabés exactamente qué camino tomar en un roadtrip y qué vas a ver antes de ir. No tendría nada espontáneo, no podrías hacer cambios sobre la marcha ni atajos ni encontrar a personas nuevas en el camino. La manera en que funciona un GPS es que da el próximo giro, y después el próximo giro, y después el próximo giro. Pero no te da el próximo giro hasta que hayas tomado el primero. Hay una voz dentro tuyo que dice «hacé tal cosa». Y te da miedo dar ese salto. Porque tu mente sólo puede enfocarse en la pérdida de ese trabajo, o de esa mala relación, o de esa amistad sin apoyo mutuo, o la ciudad en la que vivís actualmente, pero no puede ver qué es lo que va a aparecer una vez que dejes esas cosas. No puede ver las nuevas relaciones que podrías tener a medida que te alineás con tu alma, ni las nuevas ideas creativas que podés traer al mundo, ni todas las infinitas posibilidades que te están esperando del otro lado de ese simple único salto. (…)

Kyle Cease en el video The End of Control (link arriba)

Apagón

Que precario se pone todo tan rápido cuando pasan estas cosas, no?

 

Especialmente el cuco de la falta de agua y abastecimiento y no estar preparado. Y saber que aunque te prepares la previsión sigue siendo limitada. Y que no hay lugar plan B cercano a donde ir.

 

Importante: no leer muchos libros o mirar pelis (post) apocalípticas.

 

Te queman la cabeza para siempre con algo muy real que es que la civilidad tal como la conocemos dura muy poco cuando las provisiones se acaban y la supervivencia está en juego. (Leyeron algo de EMP? Otra que zombies)

 

Y que básicamente casi todo lo que hacemos muchos en la vida diaria deja de tener sentido en ese contexto, y empieza a importar la fuerza física y las armas (y la habilidad técnica), para protegerse y conseguir lo que hace falta. La ciudad deja de ser viable.

 

Sin luz no hay máquinas de coser, no hay tienda, no hay ferias, no hay stock. No hay Mercado Pago. Ya no hay compus y los celulares duran poco. El mío dejó de tener datos de paso.

 

Y si tenés dependencias químicas, gg. No hay juguera para el jugo de apio. Y no hay apio. Y no hay frutas y verduras.

 

Se nos cayó por unas horas la nube en la que vivimos y da mucho miedo porque sabemos que puede pasar.

Crudo

Quería compartirles los resultados en ventas de las ferias en las que estuve participando. Uno re idealiza lo que deben estar ganando otros. Acá hay una pequeña referencia. Amaría ver esto de otras marcas.

 

Nota 1: los precios de las bombachas en ferias iban de $100 a $350 cada una.

 

Nota 2: esto son las ventas totales, sin tener en cuenta el costo de participación en cada feria ni el costo de las bombachas en sí.

 

Nota 3: Tenía los valores bastante idealizados en la cabeza. Vino bien mirarlos a los ojos en el archivo. (Tengo un archivo en Google Drive donde lo anoto todo.)

 

Acá va.

 

Diciembre 18 – Feria autogestiva – Casa en Palermo – $300
Febrero 19 – Feria Tazz – Bar en Palermo – $800
Marzo 19 – Feria Almendra – Bar en Olivos – $2550
Mayo 19 – Feria Almendra – Bar en Olivos – $5350
Junio 19 – Feria Filia – Espacio cultural en Palermo – $1550