Sobre el propósito

Ayer estaba escuchando un vivo que hizo May Groppo desde su cuenta de instagram, y me quedaron resonando dos cosas que voy a parafrasear y cambiar.

Una es sacarse el mandato de encontrar el propósito / sentido / pasión por lo que uno hace, que se supone que es continua, fija, auténtica y siempre la misma, y reemplazar el seguir la pasión por seguir la curiosidad. Guau. Seguir lo que te está dando curiosidad en estos días. Permitirse explorar y jugar sin el mandato encima. Me parece super importante des-rigidizar, porque no hay pasión que se banque tanta presión. Dijo también que el propósito marca una direccionalidad, no es una meta en sí, y que el trabajo hay que hacerlo igual aunque ayude un montón saber hacia donde estás yendo.

Lo otro que dijo que me encantó fue que de una vez ya dejemos de desmerecer y hacer de cuenta que las cosas de la vida diaria (que caen fuera de el propósito productivo de la vida) no tienen importancia. Todos todos todos los que son y fueron «exitosos» en la vida también tuvieron sus momentos cotidianos. Sus comer, ir a dormir, rutinas al levantarse, interacciones con los vecinos, el verdulero, la charla con amigos, la familia, tramites y momentos de limpieza y organización. Escuchar a un otro y dedicar tiempo para estar bien uno no es un desperdicio de tiempo aunque no «genere», no produzca. Estamos presentes y vivos ahora.

Eso. Me encantó.