Sobre usar lo que se tiene


Hace unos meses me dí cuenta de que tenía muchos shampús y cremas de enjuague empezados en la ducha y en el mueble del baño. Y también muchos productos de limpieza empezados acumulados de tipo CIF o Mister Músculo.

Mi primera resolución fue: no compro más hasta que use los que tengo.

«Voy a reciclar las botellas, y aprovechar el contenido, y ahorrar plata!» Pero sobre todo dejar de gastar plata casi automáticamente en esos items.

Y debo decir que en este momento estoy terminando mi última botella de shampú y crema de enjuague abiertas, y siento una satisfacción enorme. Es como un empezar de cero, y cuando llegue el momento en breve, elegiré unos que me gusten.

No puedo decir lo mismo con los productos de limpieza porque… eh… les agarré un poco de idea en los últimos años y aunque los uso, estuve mechando un montón con otro tipo de limpiadores con menos ingredientes. Pero mantengo el dejar de comprar y terminar de usar, al menos terminar de usar «eventualmente».

Otro pozo sin fondo donde puedo gastar y acumular es -tal vez adivinen- materiales para hacer cosas. Mi afición actual es hacer bombachas y hay muchas -pero no tantas- cosas que me generen ese gozo morboso* compulsivo que elegir y comprar 1) puntillas y elásticos y 2) telas.

-No vamos a hablar ahora de materiales de otras aficiones. Ejem, sigamos con las bombachas.

Como es obvio que los materiales se me estaban desbordando, me propuse recientemente usarlos. Es una idea radical, piénsenlo en relación a sus propias cosas, USARLAS. No guardar para algún después. Usarlas. Activarlas. Ponerlas en movimiento.

-No vamos a hablar ahora de libros, por favor les pido, sigamos. Ni de cursos y materiales de cursos, por favor.

Y pasa algo hermosísimo cuando USO lo que tengo. La magia sucede. Se genera momentum, y las acumulaciones van bajando. Se hacen espacios nuevos, que después se llenarán con cosas más pensadas, más sentidas, mejores. Se entra en una conciencia mucho más íntima con lo que hay.

No es lo mismo comprar desde la acumulación y la compulsión, que comprar desde el espacio recuperado y vivo.

Y puedo ver extrapolando un poco que seguramente pasa lo mismo con la ropa… Y con la comida, Dios… Y con las relaciones…

Al final, ¿no es <<solamente>> salir del automático**?


*Crédito a Mia Astral por la expresión.
** Crédito a Pia Numer y su Club de la buena vibra por el concepto.

Wow, este video de Kyle Cease

Dura media hora, pero con todas las pausas para anotar cuando resonás podés estár un rato largo mirando!

https://kylecease.com/project/releasing-the-anchors-in-your-business/

De lo más inspirador que ví recientemente, habla sobre hacer equipos en base a la vibración, y de dejar ir lo que no va. Estar en el corazón y no en la cabeza. Mega poderoso. Les recomiendo.


Sobre los tiempos de producción y el paso a paso

Este texto fue parte del segundo Newsletter que mandé ayer a todos los de la lista de correo. Lo comparto por acá también.


Hacer una bombacha y una vez que está está lista empezar a hacer otra es mucho más lento que hacerlas de a tandas. Les cuento cuáles son los pasos que sigo en la producción. Como yo las hago con las máquinas que tengo, obvio. Hay muchas maneras.


Primero necesito tener listos los moldes que quiera usar. Para esta semana por ejemplo reformulé las vedetinas de los talles 0, 1 y 5, y reusé un molde anterior del talle 3. Después corto las piezas que necesito en distintas telas. Esta vez hice entre tres y cuatro bombachas en cuatro telas distintas.


Es clave tener en cuenta el color del hilo que voy a necesitar, porque re enhebrar las máquinas para cambiar de color lleva un rato: me parece que no vale la pena hacerlo dentro de la misma tanda.


Para armarlas se unen primero la parte delantera, la espalda y el refuerzo y se cosen con overlock. También hago el bordecito del refuerzo con la misma máquina para que queden prolijos. Y repito en todas las bombachas.


Suponiendo que hablamos de las que tienen puntillas en la cintura y en las piernas, paso a la collareta a pegar las puntillas en las piernas primero. Acá se puede cambiar los materiales que uso en cada una, mientras mantenga el color del hilo. Una vez que están todas las piernas listas, recorto todos los excedentes de tela e hilos que hayan quedado (en esta parte sin los ruidos de las máquinas de coser me encanta escuchar podcasts o videos, lo re disfruto).


Después vuelvo a la over, cierro uno de los costados, y cuando están todas unidas vuelvo a la collareta a pegar las puntillas de la cintura. A esto sigue volver a cortar los excedentes de telas e hilachas.


Uno de los últimos pasos es unir en la over el lateral que falta, cuidando que coincidan los bordes (que es todo un arte en sí mismo porque muchas veces se corren y desfasan mientras hacés esta costura). Manu me tiró un dato en un curso que hice con ella que me cambió todo: si clavás las agujas de la over en la primera parte que estás uniendo con las cosas como tienen que estar antes de arrancar (para eso hay que cortar manualmente lo que sobre de puntilla o elástico), tienden a quedar mucho mejor. Y es cierto.


El proceso sigue con los 3 remates en la máquina familiar donde quedaron bordes sueltos por donde pasó la overlock, y después sólo queda revisar de cerca todas las costuras como control final. Si en alguna quedaron puntos sueltos o se cortó el hilo en alguna parte, refuerzo las costuras con la máquina familiar de nuevo. Que quede todo asegurado.


Listo. Sólo queda medirlas, etiquetarlas y sacarles fotos para subir.
Por lo general lo hago a lo largo de tres días. Corto y arranco a coser. Termino de coser y revisar. Y al tercer día saco las fotos para después subirlas.


En definitiva, cuantas más bombachas hacés en la misma tanda se aprovecha mucho mejor el tiempo, pero a la vez los tiempos de cada paso se alargan y se pueden volver algo tediosos. Por acá estoy probando con distintas cantidades y buscando el balance.


Marcas de lencería que me gustan mucho

Buenas!

Acá les muestro algunas cuentas de instagram de marcas que sigo, admiro y me generan mucho cariño. Totalmente aspiracionales.

Brilla Gringa

https://www.instagram.com/brillagringa/

Me gusta muchísimo lo que hace, cómo lo hace -destacando los tiempos y el valor de lo cortado y hecho a mano-, y la audiencia a la que se dirige, empoderando y compartiendo mucho autoamor, aceptación y disfrute. Y vieron las telas ilustradas por Josefina Schargorodsky? Las amo. Y a la feria Juntas. Cuando cuenta de cómo fue el cambio de tener un lugar fuera de casa para trabajar en la marca se me pone la piel de gallina en el mejor de los sentidos.


Romanela Bo

https://www.instagram.com/romanelabo/

Belleza nostálgica y prendas únicas hechas a mano. Mucho amor por las trusas y el cuerpo de cada una. Sin aros y sin elásticos que aprietan, comodidad y suavidad, amabilidad con el propio cuerpo. Juega un montón con combinaciones de telas y colores, las texturas, lo vintage, y me encantan las sensaciones y emociones que evoca.


Fairytales by Angela Friedman

https://www.instagram.com/fairytalesbyaf/

Esta segunda marca de Angela Friedman me gusta mucho por otros motivos diferentes. Super romántica y juguetona, con colores pasteles y llena de volados y transparencias. Está basada en Londres y tiene unas tiendas en Etsy que hacen que se me caiga la baba. En su marca principal (AngelaFriedman) hace lencería de lujo con estilo vintage, mucha seda y materiales increíbles. Y es mega prolífica. No puedo decir que me guste el 100% de las fotos y productos que hace, pero sí muchisísimos de ellos. Super talentosa y con una delicadeza increible.

Tienen alguna marca de lencería que les guste mucho a Uds? Me encantaría saber.

Un beso!

Accidentally Wes Anderson

Un post super rápido para recomendarles esta cuenta de Instagram si todavía no la siguen:

https://www.instagram.com/accidentallywesanderson/

Arranqué hace unas semanas y cada foto es una delicia de ver.

La creó Wally Koval (que es fanático de Wes Anderson) en 2017, inspirándose en el reddit con el mismo nombre, recopilando y recibiendo imágenes de usuarios con una estética muy similar a las locaciones e interiores de las películas: simétrico, colores pasteles, vintage, nostálgico y fantástico.

Bases

Disclaimer: este es un post bastante largo donde cuento sobre cómo armé la moldería de las nuevas bases para las bombachas. A quien le interese y de curiosidad cómo lo hice, acá está y espero que les guste!



En estos días estuve revisando tablas de talles de otras marcas de lencería locales para ver qué se estaba usando allá afuera y definir la mía propia.

Y lo que hay allá afuera está fragmentadísimo, esto ya lo dije varias veces: la cantidad y amplitud de talles, las medidas que se le asignan a cada talle, y la variación en cm de talle a talle.

Cuándo se lo comenté a Martín se acordó y me devolvió esta analogía que es perfecta:

Del sitio xkcd.com


Entonces definí la mía propia. Como las bombis son tan elásticas que se adaptan bien a distintos tamaños, mi tabla va a tener talles que vayan de 10 en 10 cm.

Re-etiqueté varios de mis productos que pasaban de un talle al otro y subí la tabla y cómo medirse para ver qué talle es uno. Más o menos es como venía siendo pero mi talle de cadera que es 104 pasó a entrar en el talle 3/L de 100 a 110 en lugar del 4/XL que venía siendo. Y Agregué un talle XS de 70 a 80 cm y un XXL de 120 a 130.

Y entonces caí en la cuenta de que si cambié la tabla de talles, no debería seguir usando los moldes y las bases que usaba que había armado a partir de mis cursos y van de a 4 en 4 cm entre talles!


Las bases son como moldes genéricos del cuerpo de cada talle que definiste, y sobre el que después podés diseñar los modelos como quieras y mantienen las medidas de la tabla. Esa es otra historia, tampoco podía tomar alguna de todas las tablas de medidas distintas que tenía, o las que encontré en internet: todas son distintas y en algunos casos varían muchísimo.

Dibujé mi propia tabla, puse mis nuevos talles arriba y fuí llenando las medidas de cadera, cintura y alturas de tiro con números que tuvieran sentido a partir de las otras tablas. Promediando, homogeneizando, chequeando. Esto fue el laburazo más grande. Porque además están las reducciones por la elasticidad de las telas, suponiendo que *todas* estiran 20% horizontalmente y 10% verticalmente. Y es obvio que no.

Aunque están bien para el producto final en la tienda, tampoco podía completar las medidas de una cadera con medidas imprecisas como «100 a 110 cm», así que usé 75, 85, 95, 105, 115 y 125 cm. En retrospectiva tal vez esto fue un error y debería haber usado 70, 80, 90… Veremos.

Así quedaron las bases nuevas.
El lado B de la foto. Muchos de los papeles que sobran se convierten después en pelotas que a mis gatos les encantan. Si tenés gatos probá con las pelotas de papel bien abollado!


El siguiente paso lógico es confeccionar cada base en los distintos tiros y probarlos en personas reales para verificar que funcionen bien. Alguna vez ya lo hice con todas las variantes de mi talle y fue fantástico para entender la relación entre el molde plano y la prenda en tela. Si hacés algo parecido te lo SUPER recomiendo. Así como están dibujadas son super incómodas porque el cavado es tan bajo que la tela se sube a las piernas y se abulta, pero eso se modifica después en el diseño subiendo el costado. Si lo piensan tiene sentido: el pico más externo representa los huesos de la cadera y desde ahí baja la curva delantera.

Pero bueno, ya me había cansado con todo esto como para calcar, cortar y confeccionar 24 bombachas bases (!) así que pasé directamente a adaptar un modelo de los anteriores de vedetina a esta nueva base, y al final no me pude contener y terminé haciendo una variación subiendo un poco el tiro y el costado.

Y armé una muestra en mi talle y después 3 bombachas nuevas en talle 3/L que voy a subir el lunes en el restock de la tienda. Tienen el tiro un poco más alto, casi medio, y quedaron super bien.

Lo maravilloso del tiro bajo o super bajo que me gusta usar en los modelos es que queda justo abajo del pliegue de la panza para quienes tenemos ahí el primer rollo, entonces queda super cómoda y no se clava ni se enrolla.

El tiro medio queda ya unos cm sobre el rollo y a algunos cm abajo del ombligo. Va en gusto de cada una, a mi personalmente no me gusta tanto como (me) queda.

Y el tiro alto me parece amoroso, te abraza entera hasta un cachito arriba del ombligo. Ya vendrán de esas.

0/XS (70 a 80 de cadera) y 5/XXL (120 a 130 de cadera)


Ya veremos cómo sigue cuándo haga más pruebas y variaciones. Es el momento de vulnerabilidad: puede haber algo mal y que tenga que replantear todo (por favor no), pero la única manera de probarlo es con muestras.


Y algo no menor es que la elasticidad de cada tela también varía! Sobre todo si quiero mezclar y hacer una de cada una, no me da para hacer un molde específico para cada tela.

Deseenme suerte!

Si sabés más de moldería y tenés algún dato que pueda ayudarme con esto, o vos lo hacés distinto y querés compartir, me encantaría que me escribas! Me encontrás por Instagram en @bombachier o por mail en bombachier@gmail.com.


Un beso!
Andrea


Freebies

Me acordé y quería contarles de estos dos sitios que ofrecen cosas gratis y me encantan. Les saco mucho el jugo.


Creativelive.com

Es un sitio de cursos como domestika, y skillshare, y creative bug. Cursos más largos y más caros, algunos muy interesantes. Y esto: todos los días tienen cursos abiertos random que se pueden ver gratis en la sección On Air Now, todos de corrido y sin poder poner en pausa, avanzar o retroceder. Una vez que terminan vuelven a empezar, y si no me equivoco para Argentina arrancan los nuevos y terminan los del día anterior a las 13 hs.

Disclaimer 1: Está todo en inglés.

Disclaimer 2: Como es mucho contenido junto puede quemarte la cabeza si estás mucho tiempo viendo/escuchando.

Habiendo dicho eso, al menos a mí me tienta un montón ver qué están pasando en el día y ver un rato de alguno. Alguna vez compré un curso de Lisa Congdon que ponganle estaba 50 dólares y lo tenía super visto, y lo agarré un día que había una promo grande en todos los cursos + un cupón de descuento acumulable de los que mandan con el newsletter y lo conseguí a 9 dólares. Win. Y otra vez le tenía muchas ganas a uno de ilustración cotidiana de Kate Bingaman-Burt pero no tenía ganas de comprarlo, y cuando descubrí que lo iban a pasar gratis en tal fecha me lo agendé y listo.


Creativemarket.com

Este ya lo deben conocer. Es un sitio de recursos gráficos para diseñadores y creadores en general. Venden tipografías lindísimas, ilustraciones, elementos gráficos varios y templates. Lo interesante es que todas las semanas regalan 6 recursos que se pueden bajar gratis, y muchas veces se consiguen cosas buenas (entre otras no tan buenas, obvio). Cada lunes cambian la selección que pueden ver en la sección de Get Free Goods (en la home está super chiquito arriba de todo a la izquierda). Igual no es secreto, si se anotan al newsletter todos los lunes te avisan que ya está lo nuevo.

Y es que no son tontos. Si te quedás a mirar el sitio y favoriteás fuentes que te gustan para después, en algún momento caés. Yo compré algunas, lo reconozco. Es un muy buen valor que dan con lo gratis, y una muy buena estrategia que supongo les da bastante resultado.


Unsplash.com

Un banco de imágenes gratuito con fotos increíbles regaladas por fotógrafos, con la opción voluntaria de darles crédito. Esta foto por ejemplo es una de las muchas que aparecen cuando buscás «Free», y es de Raw Pixel.
Super recomiendo este sitio, me ha sido muy útil para varias cosas.


Eso es todo! Un beso!

Zozo y su ropa sin talles

Hoy descubrí de casualidad esta marca japonesa que está haciendo algo increíble. Lanzó su Zozosuit, que es un sistema de toma de medidas en forma de un traje negro finito con un montón de sensores, que te envían gratis a tu casa (haciéndose uno cargo de los costos de envío). Aparentemente llegan a Argentina con un costo de envío de 20 USD.

Uno se calza el Zozosuit, y se pone frente a la cámara del celu dando vueltas chistosas hasta llegar a las 12 fotos, cuando te avisa que ya tiene tus medidas.

Y después recorrés la colección de ropa que ofrecen, y te la hacen en tu medida, con precios amigables y con el mejor calce para vos, supuestamente mejor que un sastre. Te dejan elegir si querés que sea en la medida recomendada, 3 cm más chico o 3 cm más grande, elegir la posición de los bolsillos y hasta distintos tipos de avíos.

Vean ustedes mismos el video en el sitio dónde lo explican:
https://zozo.com/ar/en/info/suit

Justo hoy estuve mirando varias tablas de medidas que están usando otras marcas de lencería para armar la mía propia y me daba cuenta de cómo varían la cantidad de talles, las medidas específicas que asignan a cada talle y la diferencia en cm entre un talle y el otro.

Querías más fragmentación? Acá tenés. Talles únicos, únicos para uno.

Me vuela la cabeza.

Influencias recientes

Hoy mientras cosía algunas bombachas que tenía cortadas me puse a escuchar podcasts, en una parte muy puntual del proceso donde recorto la tela excedente que queda después de la costura, o cuando corto las hilachas y no hay ruido de máquinas de coser que interrumpan.

También escucho podcasts a veces cuando viajo en colectivo o cuando camino. Quiero contarles y recomendarles dos que estuve escuchando, y un blog de yapa.

Disclaimer: Los tres están en inglés. Sin burlarme de la falta de accesibilidad, me encanta la frase que usan los chicos de uno.com.ar para referirse a esto cuando ponen un link de estas características: «no habla español». Salames y genios todo a la vez.

Quit your day job – entrevista con Danielle Laporte

Cathy Heller -que es la chica que hace el podcast- es fan total de Danielle y estaba super emocionada de tenerla en su podcast. Se le cae la baba y se emociona y llora y me encantó que igual se las arregló para mantener el hilo del programa con buenos comentarios y preguntas. Danielle habla sobre seguir el entusiasmo, sobre cómo elegir qué hacer y sobre que ser workaholic no está tan bueno y a veces no hay que hacer nada. Super interesante.

Akimbo – el podcast de Seth Godin

Seth Godin siempre estuvo ahí con sus reflexiones e historias tan interesantes, y nunca le presté la atención suficiente. Ahora me suscribí a su podcast y escuché un par. Me copa porque piensa y propone y comparte, y evoca pensamiento. Les recomiendo.

Raptitude, el blog de David Cain, y un post fascinante de fines de 2017 donde propone ganar profundidad en lugar de seguir abriendo opciones

Este post me tocó fuerte en su momento. Me considero bastante compulsova. Hago seis millones de cursos que no termino aplicando mucho que digamos y compro más libros de los que finalmente leo, sólo por ese placer morboso del momento de la compra. El deseo se va casi instantaneamente después de la última clase o de tener el objeto en las manos. David se propone tomarse un año en el que no va a comprar o hacer nada nuevo, sino mejorar habilidades conocidas y enfocarse en tooodo lo que ya tiene. Es glorioso. Más allá de este post, en general tiene contenidos super interesantes. Hace tiempo me suscribí a su newsletter así que de vez en cuando cuando me llega algo lo re-descubro y vuelve a gustarme.

Fin. Ya está la comida. Cariños!